sábado, 24 de abril de 2010

Mea culpa

No es fácil mostrar arrepentimiento para algunas personas que se desplazan con ciertos músculos cervicales contraidos en gesto altanero. Sin embargo para los que creen que tienen culpa en todos sus actos, existe este reconfortante gesto.

1 comentario:

Juan Pedro Ramírez Cuesta dijo...

El arrepentimiento es uno de los grandes errores humanos. Supone mirar atrás y ya sabemos que corremos la posibilidad de convertirnos en estatuas de sal, como Lot.
No somos perfectos, somos fuente obligatoria de equivocaciones. De lo contrario, seríamos perfectos: Dioses. ¡Y éso es imposible!

 
web tracker