lunes, 10 de mayo de 2010

Alter ego


La persona que nos gustaría ser está subida a nuestros hombros. Es una carga que nos acompaña durante todo el día. En muchos momentos, si nos distraemos con el paisaje no nos damos cuenta de su peso, pero a veces, si nos fijamos, este mismo nos aplasta contra el suelo.

4 comentarios:

Molly dijo...

Estimado perezguerrero, este Blog tuyo, que al comienzo era una exposicion diaria y actualizada del dia a dia, de pronto se convierte con tus comentarios de pie de obra en motivo de analisis, y reflexiones que nos mueven a nosotros tus "fans" a identificarnos y/o reflejarnos o en ocasiones hasta interactuar en la virtualidad, espero que lo tomes a bien sigas sintiendo el mismo respeto y admiración de siempre..

Juan Pedro Ramírez Cuesta dijo...

Sinceramente, la persona que yo quisera ser está en total ingravidez, pues todo lo que anhelo no es material.Por tanto, mi carga es ligera como una pluma.

Juan Pedro Ramírez Cuesta dijo...

Molly, gracias por tus comentarios y ánimo, pero el mundo que yo veo, con las gafas que yo he elegido, me permiten cierta ventaja. Mi mundo no es multicolor, pero tampoco gris.Intento aplicar el arma más poderosa que existe: Aceptar todo, dejarte llevar, en el momento que te opones, surge el problema.
Otra cosa que he descubierto es que el oro no da ninguna felicidad, prefiero ver saltar los delfines y ver volar los gansos.
Un saludo desde Antequera

Juan Pedro Ramírez Cuesta dijo...

Efectivamente, nuestro común amigo, me ha metido en un buen lío, pues, yo, que nunca he tenido vicio conocido, ahora, me encuentro enganchado a este blog.
Cada día, espero su dibujo como cuando era niño a los Reyes magos.
Otro saludo desde la misma ciudad

 
web tracker