sábado, 22 de mayo de 2010

El baño

Un baño en las crecidas aguas de color turquesa que refleja el cielo contrastado sobre estos ocres, nos provoca una actitud relajada... Aunque se sabe que las aguas embalsadas no son de fiar.

2 comentarios:

Juan Pedro Ramírez Cuesta dijo...

Que mejor opción que la transparencia de las aguas turbulentas, donde, al menos, puedes encontrar un salmón en actitud no relajada. Además, donde no hay flujo no hay evolución, y esto significa la obligada ruina.

Molly dijo...

Como dice el amigo juan Pedro, hay que asumir riesgos, que muchas veces el premio ("un salmon") se logra una vez superado el peligro, aunque tambien se puede tomar la tranquila actitud del que no ariesga: "ni gana, ni pierde.."...
PD: a veces me pregunto, si el analisis de la obra se relaciona a lo que piensa su autor?? o simplemente elucubramos..como sea es agradable interactuar de alguna manera con quien decide publicar su arte.

 
web tracker