miércoles, 16 de junio de 2010

Aperitivo


En la noche de Junio, casi veraniega y tras la calurosa tarde, un vino y un aperitivo en la tranquila plaza de Velez Rubio iluminado con las primeras luces artificiales sobre la iglesia es un placer para el paladar y para los demás sentidos.

2 comentarios:

Molly dijo...

Felicidades..por poder disfrutar al maximo todos los placeres de la vida..bien afortunado!

Juan Pedro Ramírez Cuesta dijo...

Yo no resistiré esa tentación. Al atardecer, tomaré un vino y un aperitivo en la mencionada plaza de Velez Rubio. Lo haré por las luces sobre la iglesia, no por el vino y el aperitivo, que también.

 
web tracker