jueves, 24 de junio de 2010

La puerta grande

Tienen la costumbre los hombres que veneran ciertas faenas, el sacar a hombros y por la puerta grande a aquellos cuyo trabajo haya sido sobresaliente. Una tarde redonda debe tener su premio.

1 comentario:

Juan Pedro Ramírez Cuesta dijo...

¡Con lo fácil que es salir a hurtadillas de cualquier circulo!
En silencio, sin que se note, esa sería mi opción.

 
web tracker