miércoles, 2 de junio de 2010

Artemisa y Acteón


Acteón se queda mirando a Artemisa, extasiado con su belleza desnuda mientras ella se baña. Enfadada al descubrir que este la espia, lo transforma en ciervo, echandolo de la zona. Hasta aquí la versión menos violenta que ilustro....obviando que después le envió una jauría de perros para que acabaran con su vida.

1 comentario:

Juan Pedro Ramírez Cuesta dijo...

Fue muy hábil el centauro Quirón,logró engañar a la diosa Artemisa. La estatua que construyó para consolar a los sabuesos fue un señuelo para aplacar la ira de la diosa.
En realidad, ella descubrió más tarde el placer de dejarse observar. Desde entonces se le puede contemplar en su baño diario, cerca de los bosques de Orcómeno.

 
web tracker