sábado, 12 de junio de 2010

Suerte de varas


En el toreo, el picador, montado en un mulo, realiza el castigo sobre el animal para comprobar su bravura y dosificar la embestida durante el resto de la corrida. Si esta misma suerte la corre un animal manso solo provocaremos su huida y solamente necesitaremos una silla para apoyarnos.

1 comentario:

Juan Pedro Ramírez Cuesta dijo...

Ya la palabra castigo golpea mis timpanos haciendo que chirrie la palabra en sí.
Y entre bravura y manso, me qudo con ésta última, parece más engrasada.
La palabra picador la quitaría del diccionario,pasados X años, te garantizo que ni el mundo del toreo ni el mulo, se darían cuenta.

 
web tracker